Aprender a esquiar

Aprender a esquiar

Contrariamente a lo que muchos piensan el esquí es un deporte fácil de aprender en el que se consiguen grandes avances en poco tiempo. Te presentamos los primeros pasos a seguir para aprender a esquiar.

Aprender a esquiarEn la creencia popular el esquí esta visto como un deporte difícil, reservado solo para personas muy entrenadas y habilidosas. Nada más alejado de la realidad. Es un deporte que se aprende fácilmente y en el que en poco tiempo se hacen grandes avances.

El miedo de muchos es sufrir lesiones o perder el control de sus esquís y caer montaña abajo. Esto, en las pistas reservadas para principiantes con pendientes limitadas, es imposible.

Una de las mayores facilidades que tiene el esquí es que no se precisa ni un gran estado físico para practicarlo ni habilidades especiales para aprenderlo. Lo más importante son las ganas y la paciencia.

La edad tampoco es un límite ya que tanto niños, jóvenes y adultos pueden aprenderlo con la misma facilidad. Contrariamente a lo que muchos piensan el esquí no es un deporte peligroso y menos en estos niveles. La metodología de enseñanza se implementa de manera tal que el alumno se siente en control desde el principio.

Los primeros pasos para aprender a esquiar

Lo primero, antes de arrancar es equiparse bien, ya sea comprando, alquilando o pidiendo prestado. Hay que asegurarse que el material que utiliza un principiante ha de ser el apropiado a su nivel y debe estar en buen estado.

Los esquís deben ser flexibles, cortos y ligeros, se los llama “easy carving”. Las fijaciones eAprender a esquiarn tanto deben ser de gama baja o media-baja .Las botas deben permitir movilidad de tobillos para facilitar los movimientos a poca velocidad. Obviamente la ropa debe ser la adecuada y no conviene olvidarse de los guantes y las gafas de sol.

Una vez dicho esto, los pasos básicos para aprender a esquiar son:

Primer paso: Se comienza en una superficie plana, sin grandes pendientes. Una vez colocados los esquís se deberán subir y bajar con los pies, girarlos y caminar con ellos. Una vez acostumbrados a su forma y peso se puede empezar con el deslizamiento en una pendiente suave y corta. En estos primeros descensos buscamos la posición más cómoda en los esquís.

Segundo paso: Ahora se deberá aprender a frenar y a controlar la velocidad. Una técnica sencilla es separar las colas de los esquís y meter las rodillas hacia adentro, cuanto más abiertas las colas mayor control de velocidad.

Tercer paso: Para dirigir los esquís a la dirección deseada se deberá deslizar más un esquí que el otro, aumentando el “canteo” de ese mismo esquí se dirige hacia la nueva dirección.

Prepárate para una bajada de infarto en una montaña nevada. Tendrás que ir a toda velocidad esquivando todos los obstáculos que se te aparezcan con el mouse.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Si es usted un principiante, puede empezar a esquiar sin palos en las pistas...

Prepárate para una bajada de infarto en una montaña...
Tanto niños como adultos pueden acercarse al esquí y...
Si es usted un principiante, puede empezar a esquiar sin...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse