Esquí para niños

Esquí para niños

Aprender a esquiar puede parecer algo realmente difícil, pero en realidad es fácil, divertido y rápido. Es recomendable hacerlo con un profesor al lado, para adquirir la técnica de un modo metódico. La edad indicada para comenzar a esquiar es, según los instructores, 9 años.

Los niños adquieren la técnica inconcientemente, los profesores transmiten las destrezas de acuerdo a una progresión lógica que hará ir superando etapas de aprendizaje. Cuando el niño comienza, básicamente se deberán integrarle los siguientes conocimientos:

1º) reconocimiento del equipamiento - para que sirve - como se transporta

2º) aprender a moverse con los esquís aprender a subir deslizar

3º) aprender a frenar en cuña (la forma de girar elemental)

4º) aprender a girar también en cuña

Esquí para niños

Estos primeros gestos que se incorporan se mantendrán de por vida, ya sean buenos o malos, por eso es importante practicarlo hasta alcanzar la perfección. Si los hábitos adquiridos son deficientes, los gestos más complejos que se aprenderán en un futuro no lograrán buenos resultados.

¿A qué edad comenzar el esquí para niños?

Existen dos tendencias al respecto, la de los instructores, que aseguran que la edad adecuada es entre los 8 y los 9 años; y los médicos que aseveran que a los 5 años el niño ya está capacitado.

Los médicos aseguran que el aparato motriz de un niño está preparado para desarrollar capacidades complejas a partir de los 5 años, la cual para los instructores y profesionales de esquí es una edad muy corta para el comienzo de la práctica.

Esquí para niños

Postura de los instructores
Para éstos recién a los 8 o 9 años el niño cuenta con las facultades suficientes para aprender las técnicas del deporte.

Antonio del Cacho, director de la Escuela de Esquí de Formigal (Pirineo Aragonés), dice que "la edad ideal es ocho o nueve años porque aprenden en un día lo que cuando tienen cuatro aprenden en una semana (…) Hay una clara distinción entre un niño de cuatro años y uno de ocho o nueve, ya que este último aprende muy rápidamente porque tiene una capacidad física e intelectual mucho más preparada. Lo que ocurre es que los padres se precipitan y llegan a las escuelas de esquí muchísimos niños con cuatro años".

Uno de los puntos que más preocupa en el aprendizaje de los niños son las lesiones. Sobre este tema, el propio Antonio del Cacho dijo lo siguiente: "normalmente, los accidentes en los que se ven implicados los niños son mínimos y los riesgos, también, porque los niños están en periodo de crecimiento y tienen mucha elasticidad (…) Hacer estiramientos y pequeños ejercicios de musculación va bien porque, de lo contrario, el cuerpo está frío. Conviene calentar para que los músculos estén elásticos. Con cinco minutos que se empleen en realizar ejercicios de piernas y brazos es suficiente para favorecer el movimiento de la sangre y preparar el cuerpo"

"Por todo ello, es recomendable que los niños se inicien en la práctica del esquí de manera progresiva y que no se les fuerce a alcanzar unas metas, sino que aprendan a su ritmo y con monitores expertos que les enseñen las técnicas más adecuadas", afirma Del Cacho.

La estación de esquí Garmisch-Partenkirchen está ubicada en la estribación septentrional de los Alpes y es el principal destino de los esquiadores que visitan Alemania. Como centro de esquí de relevancia funciona desde principios del siglo XX, lo cual demuestra ante el nivel de centro de esquí que estamos.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Si es usted un principiante, puede empezar a esquiar sin palos en las pistas...

La estación de esquí Garmisch-Partenkirchen está...
Los efectos del cambio climático se hacen cada vez más...
Información y video acerca de la temporada 2014-2015 de...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse